/ Página principal / Género
Plesbicito
II Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres 2003 - 2007
  
Enviar link
- Links relacionados
- Mesa de Cairo
- Mesa de Beijing
- ONUSIDA
- Grupo Interagencial de
  Género
- Grupo Interagencial
  de Comunicación
- Centro Feminista de
  Estudios y Asesoria
  (CFEMEA)
- Cotidiano Mujer
- Creatividad Feminista
- ISIS Internacional
- FEMPRESS
- Movimiento Manuela   Ramos
- Organización Flora
  Tristán
- Católicas por el
  Derecho a Decidir
- Red de Salud de la
  Mujer
- Comité de América
  Latina y el Caribe
  para la Defensa de los
  Derecho de la Mujer
  (CLADEM)

Género

 
 

A través del área de Género, que a la vez es una mirada transversal a todo el Programa País, el Fondo de Población fortalece los mecanismos y promueve las prácticas socioculturales que garantizan la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer.

En 1994, la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) reconoció que la potenciación del papel de la mujer y la mejora de su condición jurídica y social son fines importantes en sí mismos e imprescindibles para el logro del desarrollo sostenible. En el principio 4 del Programa de Acción se señala la importancia fundamental de “promover la equidad e igualdad de los sexos y los derechos de la mujer, así como eliminar la violencia de todo tipo contra la mujer y asegurarse de que sea ella quien controle su propia fecundidad, son la piedra angular de los programas de población y desarrollo. Los derechos humanos de la mujer y de las niñas y muchachas son parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos universales. La plena participación de la mujer, en condiciones de igualdad, en la vida civil, cultural, económica, política y social en el ámbito nacional, regional e internacional y la erradicación de todas las formas de discriminación por motivos de sexo son objetivos prioritarios de la comunidad internacional”.

Como resultados, el área de Género se propone la consecución de políticas públicas que promuevan el empoderamiento y la autonomía de la mujer y garanticen la equidad entre los géneros.

Desde esta área se impulsan los siguientes sub resultados:

1) Aplicación en el plano nacional de políticas para prevenir la violencia de género. Se pretende llegar a esto: estableciendo una base de datos y aplicando protocolos para las víctimas de la violencia de género; mejorando la capacidad nacional para prevenir la violencia de género y prestando atención a las víctimas de esa violencia; y apoyando sistemas para vigilar y evaluar la aplicación de las políticas de prevención y tratamiento.

2) Movilización de apoyo social y político para alcanzar la equidad e igualdad entre los géneros. Esto se alcanzará promoviendo el examen de las perspectivas de género y derechos humanos en las iniciativas legislativas; reforzando la capacidad técnica para incorporar las cuestiones de género en los procesos de asignación de recursos; promoviendo la aplicación de políticas públicas sobre género y apoyando el desarrollo de indicadores de seguimiento; consolidando el diálogo político entre el Gobierno y la sociedad civil para poner en práctica las acuerdos internacionales en que el país es parte.

3) Empoderamiento de las mujeres y adolescentes para que ejerciten sus derechos en el ámbito sexual y reproductivo. Esto se logrará promoviendo el liderazgo de la mujer, el empoderamiento de las mujeres y adolescentes, con hincapié en la prevención de los embarazos no deseados y las afecciones de transmisión sexual, incluido el VIH; apoyando los movimientos y organizaciones de mujeres para una participación social y política más amplia de la mujer, incluidas las jóvenes. 

Entender la discriminación de género significa comprender las oportunidades y limitaciones que afectan tanto a las mujeres como a los varones. La desigualdad de género menoscaba la plenitud individual de las personas y frena el desarrollo de los países y la evolución de las sociedades. La desigualdad de género tiene consecuencias directas y a menudo nefastas en la salud sexual y reproductiva de la mujer, como también en su educación y en su participación social y económica.

En consonancia con los principios señalados en el Programa de Acción, el UNFPA en Paraguay integra la perspectiva de la equidad de género, constituyéndose este eje en un elemento transversal a todos sus programas, acciones y proyectos.
Para esto, la oficina de UNFPA en Paraguay cuenta con una persona encargada de brindar asistencia técnica y asesoría especializada en temas de género, violencia y adolescencia al Programa País y a los proyectos componentes del mismo. Esta persona además acompaña las acciones que se emprenden desde los grupos especializados en género que funcionan dentro del Sistema tales como: la Mesa Tripartita de Seguimiento al Cairo, la Mesa Tripartita de Seguimiento a la Implementación de la Plataforma de Acción de Beijing y la Mesa Temática de Género.

Trabajar con la perspectiva de la equidad de género se fundamenta en la necesidad de visibilizar la problemática de la desigualdad de género y tratarla como cuestión urgente que afecta tanto los derechos humanos como las prioridades de desarrollo.

El UNFPA con la aplicación de esta perspectiva contribuye de manera decisiva al empoderamiento de la mujer, al cambio de su condición y al logro de la equidad de género.

Asunción, 27 de Junio 2017 | © UNFPA Fondo de Población de las Naciones Unidas